El primer encuentro entre Don Beto y Don Ricardo

Don Ricardo Saprissa era un personaje sumamente conocido y admirado en Costa Rica en la década de los treintas. Sus logros deportivos, su vida como empresario y su afabilidad con las personas, lo hacían uno de los personajes más queridos de la época.

La historia es muy conocida por todo el Saprissismo. La zapatería de Barrio Los Ángeles era propiedad de don Fausto Leiva y básicamente era un centro de reunión para hablar de fútbol.

AQUÍ: Beto Fernández, fundador y primer entrenador Morado

Tras el anuncio de que el poderoso equipo juvenil Lluvia de Oro iba a organizar un torneo para cuadros infantiles, en el que iban a participar equipos como el Nerja Junior, el Costa Rica Juniors el Racing y La Libertad, varios niños que se reunían a hablar de fútbol con Beto Fernández, en la zapatería de Don Fausto, decidieron conformar un equipo para inscribirlo a dicho campeonato.

ImagenEnNotaRicardoSaprissayBetofernandez

“Nos reunimos para decidir qué nombre le pondríamos al club. El nombre de Ricardo Saprissa salió en la conversación y alguno propuso denominar a nuestro grupo con el nombre de El Laberinto, que así se llamaba la fábrica de tejidos de los señores Saprissa”, dijo Don Roberto en unas líneas que se logran leer en “El Libro Morado”.

MÁS: ¿Cómo era el estilo de juego de Don Beto?

Luego de analizar la propuesta de uno de los jóvenes jugadores, Don Beto explicó que él fue quien propuso el apellido de Saprissa.

“Yo dije que nada mejor que el apellido de tan admirado deportista para nuestro club”, explicó Fernández.

ImagenennotaEstiloJuegoDonBeto

El encuentro de dos grandes

Luego de la decisión aceptada por todo el equipo, Fausto Leiva fue el encargado de escribir la carta que Roberto Fernández le llevaría a Don Ricardo Saprissa.

Beto, tal vez un poco nervioso, se dirigió a contactar a Saprissa. Le entregó la carta y estuvo a la expectativa de la respuesta. Sin embargo, como el mismo Fernández argumentó: “me recibió bien”.

CLICK AQUÍ: Y repasá los talentos descubiertos por Beto Fernández

“No solo no opuso ningún reparo a lo del nombre, sino que me alentó a seguir adelante”, dijo Beto.

Imagenennotaestilojuegodonbeto1

Luego de eso, Don Ricardo tomó dos piezas de tela y se las entregó a Beto. Ahí se despidieron y Beto se fue realizado, para que las madres de los jugadores realizaran el respectivo uniforme que utilizarían en ese torneo juvenil.

NOTICIAS DESTACADAS:

logo
Derechos Reservados 2021, Deportivo Saprissa.
Servicio al Cliente:
2240-0190