Carlos Watson tuvo varias etapas como entrenador del Deportivo Saprissa u otros clubes, pero nunca había logrado un cetro de campeón nacional. Lo consiguió al vencer a Alajuelense en la final nacional con un contundente marcador global de 4-1, en un diciembre que dejó a Ariel Rodríguez como goleador con 20 tantos e imponiendo una nueva marca en torneos cortos con esa cantidad de anotaciones. La 32 era una realidad.