Con Alexandre Guimaraes como entrenador y un Alejandro Larrea que a la postre culminó como goleador del torneo (con 20 tantos), el Deportivo Saprissa logró alzar su cetro 21 tras coronarse ganador de clausura y forzar a una final nacional contra Alajuelense. En esa final nacional, el marcador global fue de 2-1 a favor de los Morados con anotaciones de Víctor Cordero y Jeaustin Campos.