Saprissa obtiene su primer cetro de la región en 1993, tras superar un complicado debut frente al Puebla de México, que se definió en los penales, donde los Morados se impusieron. Posteriormente, el cuadro costarricense se midió al Luis Angel Firpo de El Salvador y, aunque las esperanzas se perdieron tras empatar ante León y Municipal, una goleada ante Robin Hood de Surinam por 9-1, le da el título a Saprissa por diferencia de goles.